Cart  

No products

0,00 € Gastos de envio
Total 0,00 €

Cart Comprar

944 41 30 01

MI MARIDO, SU VELERO Y YO

9,62 €

Entre las muchas obligaciones a las que nos vemos sometidos al contraer matrimonio, no figura ni mucho menos, la de acompañar al cónyuge en desvaríos y aventuras; no obstante, es una realidad suficientemente contrastada el que muchas de las sufridas navegantes lo son por seguir a sus maridos mas allá de las obligaciones conyugales.

Entre las muchas obligaciones a las que nos vemos sometidos al contraer matrimonio, no figura ni mucho menos, la de acompañar al cónyuge en desvaríos y aventuras; no obstante, es una realidad suficientemente contrastada el que muchas de las sufridas navegantes lo son por seguir a sus maridos mas allá de las obligaciones conyugales.Ésta es la situación que la autora, Anna Lleonart, refleja en este libro con tono desenfadado, cargado por momentos de romanticismo. Una bocanada de aire fresco en la literatura náutica actual, y una excelente novela en la que muchos de nosotros, mujeres y hombres, nos veremos retratados.Como colofón, un “léxico marinero” que es un auténtico ejercicio de buen humor e imaginación.Anna Lleonart Miró (Mataró 1967), reside actualmente en Vilassar de Mar, Barcelona. Estudió y desarrolló su actividad profesional en el mundo de la informática, el cual abandonó a finales de 1998 para dedicarse plenamente al oficio de la escritura. Desde 1995 ha cursado estudios de Novela, Lenguaje Literario y Técnicas Editoriales en L'Aula de Lletres y en L'Escola d'escriptura de l'Ateneu de Barcelona, donde sigue completando su formación en el campo de las letras aplicadas.Premio Nostromo 1999.
  • Autor: Anna Lleonart Miró
  • ISBN: 978-84-261-3139-3

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

MI MARIDO, SU VELERO Y YO

MI MARIDO, SU VELERO Y YO

Entre las muchas obligaciones a las que nos vemos sometidos al contraer matrimonio, no figura ni mucho menos, la de acompañar al cónyuge en desvaríos y aventuras; no obstante, es una realidad suficientemente contrastada el que muchas de las sufridas navegantes lo son por seguir a sus maridos mas allá de las obligaciones conyugales.

Escribe tu opinión